Bora Bora: luna de miel en la isla más famosa de Polinesia Francesa

Pasamos el ecuador de nuestro viaje de luna de miel, y después de una maravillosa semana en Isla de Pascua, regresamos a la Polinesia Francesa para pasar unos días en su isla más famosa: Bora Bora.

Volamos desde Isla de Pascua hasta Tahití y tras pasar la noche en un Airbnb, nos dirigimos nuevamente al aeropuerto a primera hora de la mañana para tomar un vuelo de Papeete a Bora Bora que duró apenas 45 minutos. En el trayecto ya contemplamos unos paisajes increíbles, que no hacían más que incrementar nuestras ganas por llegar y disfrutar de este destino soñado de la Polinesia.

Luna de Miel en Bora Bora

Bora Bora desde el avión

Bora Bora está formada por una isla central montañosa en la que viven la mayoría de sus 10,000 habitantes, y una serie de islotes o motus que rodean esta isla principal. En estos islotes se concentran muchos de los mejores hoteles de la isla. Y es en otro de estos islotes donde se sitúa el aeropuerto en el que aterrizamos.

Desde el aeropuerto nos desplazamos en un barco gratuito a la isla principal, y más concretamente a su capital Vaitape. Aunque muchos turistas dejan de lado esta parte de Bora Bora para ir directamente a algunos de los hoteles y resorts situados en los motus, a nosotros nos apetecía explorar la isla central, y descubrir así el «otro lado de Bora Bora«. Fue por eso que nuestro primer día lo pasamos en Vaitape, conociendo sus alrededores, y durmiendo esa noche en una habitación que alquilamos en Airbnb.

Bora Bora Airport

Aterrizando en Bora Bora

Aeropuerto de Bora Bora

Aeropuerto de Bora Bora

Aeropuerto de Bora Bora

Terminal del aeropuerto de Bora Bora

Aeropuerto Bora Bora

Vistas desde el aeropuerto

Aún era bastante pronto y teníamos todo el día por delante. Alquilamos una moto en una oficina de Avis situada junto al puerto, y con ella recorrimos la isla.

En rodear la isla principal de Bora Bora se tarda algo menos de una hora en una carretera de apenas 30 kilómetros que la circunda. El interior de la isla por lo general no se puede visitar por libre: las rutas que suben a sus puntos mas altos son de elevada dificultad y además muchos de sus caminos son privados. Es por ello que no se permite el acceso a menos que vayas en una excursión o con un guía, quién suponemos que paga su parte al dueño de esas tierras.

Conducir en Bora Bora

Una carretera de 30km rodea la isla de Bora Bora

Durante nuestro recorrido, paramos a ver un par de cañones de guerra en la zona de Farepiti. Y es que Bora Bora fue utilizada por los americanos como base militar durante la II Guerra mundial. Los cañones de la época se conservan en muy buen estado, y son el recuerdo más evidente del paso de los americanos por esta isla.

Posteriormente paramos nuevamente en el este de la isla para ver otros dos cañones. Estos se encuentran dentro de una zona privada por lo que los dueños te pedirán una pequeña cantidad si quieres verlos. Desde aquí la vista era también un plus, con la laguna mostrándonos todas las tonalidades de azul posible.

Bora Bora

Que hacer en Bora Bora

Cañones en Bora Bora

Bora Bora mirador

La laguna de Bora Bora

Paramos a comer en la playa de Matira, una fantástica opción ya que encontramos varios restaurantes donde la calidad relación precio era genial. No esperábamos encontrarnos con una gran playa en la isla principal ya que todas nuestras expectativas estaban puestas en los motus que visitaríamos en los días posteriores. Pero hemos de decir que la playa de Matira, sus palmeras, su arena blanca y su agua super transparente nos sorprendieron para bien. Tanto que no nos movimos de allí el resto de la tarde, contemplando uno de los mejores atardeceres de todo el viaje. Cuando ya oscureció regresamos a Vaitape, entregamos la moto y cenamos en una foodtruck que se encontraba junto a la carretera principal.

Matira Bora Bora

Playa de Matira en Bora Bora

Playa de Matira Polinesia Francesa

Matira, Bora Bora

Atardecer en Bora Bora

Nuestro primer atardecer en Bora Bora

Matira Beach

Atardecer en Matira

Al día siguiente nos dirigimos con las mochilas al puerto, donde tomamos un barquito que nos llevaría a nuestro hotel de los próximos 4 días: Le Meridien Bora Bora.

Luna de Miel Le Meridien

Le Meridien Bora Bora

LE MERIDIEN BORA BORA

Le Meridien Bora Bora se encuentra en una de las mejores ubicaciones de la isla, con unas inmejorables vistas del volcán Otemanu. Su playa es preciosa y posee además una laguna interior llena de peces que es una auténtica piscina natural.

Polinesia Bora Bora

Luna de Miel en Bora Bora, Le Meridien

Bora Bora Luna de Miel

Luna de Miel en Bora Bora

El hotel cuenta con varios tipos de habitaciones, y nosotros probamos dos de ellas: las dos primeras noches la pasamos en un bungalow de playa al que no le faltaba detalle. Como su nombre bien indica, se encontraba en la misma playa, a escasos pasos de la laguna interior.

Le Meridien Bora Bora

Bungalow de playa

Le Meridien Bora Bora playa

Vistas desde nuestro bungalow. Le Meridien Bora Bora

Una vez instalados en la habitación, dedicamos esas primeras horas en el resort a explorar sus instalaciones, y fuimos descubriendo poco a poco muchos de sus rincones. Por la parte trasera el hotel contaba con frondosa vegetación, mientras que a escasos metros se encontraba la impresionante laguna. ¡Esta Luna de Miel en Bora Bora no estaba defraudando!

Luna de Miel en Bora Bora

Le Meridien Bora Bora

Le Meridien Bora Bora

Hotel Le Meridien, Bora Bora

Le Meridien Bora Bora Luna de Miel

Playa Le Meridien Bora Bora

Bora Bora Polinesia

Bora Bora Luna de Miel

Todo era espectacular. Además de su bonita playa, el hotel cuenta con varios restaurantes y bares, así como con dos impresionantes piscinas infinitas. ¡Sin duda estábamos en uno de los mejores hoteles en los que nos habíamos alojado hasta el momento!

Hotel Le Meridien Bora Bora

Bora Bora

Piscina infinita Bora Bora

Piscina infinity Le Meridien

Bora Bora hoteles

Le Meridien Bora Bora

Le Meridien hotel Bora Bora

Bora Bora Luna de Miel

Laguna interior Le Meridien

Luna de Miel en Bora Bora

Luna de Miel en Bora Bora

Le Meridien Bora Bora restaurante

Desayunos en Le Meridien

Desayuno en Le Meridien Bora Bora

Le Meridien Bora Bora

Aprovechamos también para realizar algunas de las actividades gratuitas que ofrecen en la playa, como alquiler de kayaks o tablas de padel surf. En uno de los kayaks rodeamos parte del complejo, llegando hasta un islote cercano.

Que hacer en Bora Bora

Día de Kayaks

Kayaks en Bora Bora

Bora Bora

Además, otro de los puntos fuertes de Le Meridien es el centro de rehabilitación de tortugas con el que cuenta. Hasta allí nos acercamos una de las mañanas, y nos dieron una charla en la que nos explicaron los tipos de tortugas que recibían, y los cuidados que les solían dar, así como los motivos por los que llegaban allí. A continuación pasamos a ver las tortugas, y ayudamos a alimentarlas. ¡Muy interesante!

Tortugas Bora Bora

Centro de tortugas en Le Meridien Bora Bora

Tras dos días que pasaron volando, nos cambiamos de habitación ya que tocaba el capricho del viaje: íbamos a dormir en uno de los 85 bungalows sobre el agua con los que cuenta el resort!

La habitación era muy similar a la que habíamos tenido días atrás, pero con dos significativas y grandes excepciones: se encontraba sobre el mar, y en el suelo había un cristal transparente enorme (dicen que son los más grandes de Bora Bora) con vistas al agua. Una maravilla.

Bora Bora villa

Villa sobre el agua en nuestra Luna de Miel en Bora Bora

Bora Bora Le Meridien

Bora Bora

Luna de Miel en Bora Bora

Bora Bora

La habitación nos dejó con la boca abierta desde el minuto uno. Teníamos dos días por delante para disfrutar de ella, y así lo hicimos! La terraza privada contaba con unas escaleras que bajaban directamente a la laguna. Era como tener una gran piscina a las puertas de casa… y encima climatizada!!

Todos estos bungalows sobre el agua se encuentran repartidos en dos pasarelas de madera que se adentran en el mar. Son varios cientos de metros de pasarelas en total, por lo que es habitual ver sobre ellas carritos de golf en los que se desplazan los trabajadores (y a veces también los huéspedes) del hotel.

Bora Bora Luna de Miel

Villas sobre el agua en Bora Bora

Villas sobre el agua Polinesia

Le Meridien Bora Bora

Le Meridien Bora Bora Polinesia Francesa

Bora Bora

Hotel Bora Bora

Luna de miel en Bora Bora

QUÉ HACER EN BORA BORA

Intentamos aprovechar al máximo nuestro tiempo en el resort, y solo lo abandonamos dos veces durante los 4 días que pasamos en él. La primera de ellas fue para realizar una excursión en barco alrededor de la laguna de la isla, actividad que todo el mundo recomienda. Nos recogieron en el hotel e hicimos tres paradas en distintas zonas de la laguna, en las que hicimos snorkel con cientos de peces tropicales, rayas y tiburones, en unos increíbles jardines de coral! Entre inmersión e inmersión, navegábamos sobre esas impresionantes aguas cristalinas, dejando al lado lujosos hoteles de los cuales el guía nos iba dando las oportunas explicaciones.

Tras varias horas de excursión paramos en un islote privado donde nos esperaba un rico almuerzo, el cual comimos en unas mesas que se encontraban dentro del agua, y con un montón de peces a nuestro alrededor que comían las miguitas de pan que se nos caían… ¡¡¡una maravilla!!!

Nuestro guía nos amenizó la comida con un concierto de ukelele, y nos enseñó cómo abrir un coco y extraer su leche, algo muy típico de la gastronomía polinésica.

Ese día además tuvimos la suerte de ser testigos de la celebración de la Hawaiki Nui Vaa, una importante competición de piraguas que durante varios días tiene lugar en el archipiélago. En ella, más de 100 piraguas navegan desde Huahine hasta Bora Bora Bora, pasando también por Raiatea y Tahaa. Desde nuestro barco pudimos ver como todas estas piraguas hacían su entrada en la laguna desde el mar abierto, con centenares de personas animando, tanto desde la orilla como desde otras embarcaciones. Y con ese buen sabor de boca de haber disfrutado de este importante evento, nos llevaron de vuelta al hotel dando así por finalizada la excursión.

Hawaiki Nui Vaa 2018

La otra ocasión en el que abandonamos el hotel fue para ir a cenar a uno de los restaurantes estrellas de la isla: Bloody Mary’s. Tras realizar la reserva mediante el hotel, tuvimos que tomar un barquito hasta Vaitape, donde nos esperaba una furgoneta que nos llevaría hasta el restaurante. Bloody Mary’s es muy popular entre las celebrities, y en su entrada podemos ver los nombres de muchas de las estrellas que ya lo han visitado. Entre su cocina primaba por encima de todo el pescado, y también la carne, los cuales puedes escoger a tu llegada ya que lo tienen expuesto sobre una capa de hielo. La comida estaba muy buena, la relación calidad-precio buenísima acostumbrados a los precios del resort, y en general la noche que pasamos en Bloody Mary’s fue muy agradable, con música en directo incluida.

Bloody Mary's

Cena en Bloody Mary’s

Restaurante en Bora Bora

Restaurante Bloody Mary’s Bora Bora

El resto del tiempo como decíamos, lo pasamos en el resort, disfrutando de cada minuto, de cada atardecer, de cada paseo por la playa, de los paisajes, de las tonalidades del agua que iban cambiando continuamente… unos días de luna de miel sin duda inolvidables, en un hotel inigualable, cuyo recuerdo guardaremos para siempre en nuestras memorias.

Bora Bora Luna de Miel

Bora Bora Luna de Miel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.