En coche desde San Francisco a Los Angeles por el Big Sur

Para ir desde San Francisco a Los Ángeles en coche hay dos trayectos: el de la autovía en el que se tardan unas 6 horas, o el de la costa, por la denominada Pacific Coast Highway, más larga pero con mayor atractivo, ya que es considerada una de las rutas panorámicas más bonitas de los EEUU.

En ella destaca sobretodo el Big Sur, una región que concentra numerosos parques estatales y los lugares más impresionantes de toda la ruta.

Salimos de SF bastante temprano (apenas nos costó madrugar ya que aún seguíamos con algo de jet lag) y la primera parada fue Carmel by the Sea, un pequeño pueblo del que, como dato curioso, el mismísimo Clint Eastwood fue alcalde hace 30 años. El pueblo consta de una calle principal llena de tiendecitas y cafés, que desemboca en la playa. Aparcamos el coche en dicha calle, dimos un breve paseo y aprovechamos para desayunar en una de sus cafeterías.

Carmel by the Sea

Tiendas en Carmel by the Sea

Carmel Beach

Sin entretenernos demasiado tomamos nuevamente el coche y seguimos ruta, ya que en los siguientes 50km se concentrarían la mayoría de las paradas previstas de la mañana. Apenas unos minutos después llegamos al Point Lobos, una reserva natural en la que hay numerosos trekkings y desde donde si se tiene suerte y en función de la época del año, se pueden avistar desde nutrias marinas y focas, hasta delfines, ballenas y orcas.

Lobos Point

Como decíamos, en Point Lobos son muchos los trekkins que se pueden realizar. Con la ayuda de un mapa que nos entregaron en la entrada, haríamos varios recorridos a pie bordeando la costa: el Cypress Grove Trail, el Sea Lion Point Trail y el Bird Island Trail. En total estaríamos algo menos de 2 horas.

Point Lobos

Point Lobos

Cypress Grove Trail

Cypress Trail

Trekking en Point Lobos

Bird Island Trail

Pocos kilómetros después vendría el Garrapata State Park, aunque únicamente hicimos unas fotos desde la carretera y seguimos de largo. El recorrido estaba lleno de miradores por lo que era casi imposible no parar cada pocos metros para disfrutar de las vistas.

De ruta por el Big Sur, California

Big Sur

Minutos más tarde pasaríamos por el Rocky Creek Bridge y el Bixby Creek Bridge, dos puentes muy similares situados a poca distancia entre sí. El Bixby Creek Bridge, construído en los años 30, es uno de los puentes más fotografiados de California por su increíble localización entre acantilados.

Rocky Creek Bridge

Bixby Creek Bridge

La siguiente parada sería en las McWay Falls. Aparcamos el coche en el arcén de la carretera y tan solo tuvimos que caminar unos 8-10 minutos hasta llegar al mirador, desde donde vimos una cascada de mas de 20m de altura que cae sobre una pequeña y bonita cala, solo accesible en barco.

McWay Falls

Pasado un pueblo llamado Lucía, nos desvíamos por una empinada y estrechísima carretera de montaña, la cual no tenía ninguna pinta de llegar hasta Los Angeles, aunque afortunadamente lo acabaría haciendo. En situación normal, la Pacific Highway Coastway sigue toda la costa pasando por otros interesantes puntos como el Castillo Hearst o Piedras Blancas, una playa en la que se pueden ver centenares de leones marinos. Sin embargo, y debido a unas inundaciones en invierno del 2017, había un tramo de carretera entre Lucia y Gorda que cuando nosotros realizamos el viaje (Marzo 2018) aún seguía cortado.

Desde Julio de 2018 el tramo ha sido nuevamente abierto por lo que ya es posible realizar el trayecto completo por la costa.

Cerca de ya de Los Ángeles, pararíamos en un gran centro Outlet llamado Camarillo, donde encontramos todas las marcas y unos descuentos a los que no nos pudimos resistir jejeje. Allí pasamos el resto de la tarde y aprovechamos para cenar en uno de sus muchos restaurantes antes de continuar hasta Los Ángeles, más concretamente hasta el barrio de Beverly Hills, donde llegaríamos ya de noche y en el que pasaríamos los próximos días.

Camino a Los Angeles

De compras en Camarillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.